Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía o creía saber, que una estrella no podría ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza; y sobre esta idea construyó todo un poema vital de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarle y perfeccionarle. Todos sus sueños se concentraban en la estrella. Una noche estaba de nuevo junto al mar, sobre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor hacia ella. En el momento de mayor pasión dio unos pasos hacia adelante y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de tirarse pensó que era imposible y cayó a la playa destrozado. No había sabido amar. Si en el momento de lanzarse hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su amor, hubiese volado hacia arriba a reunirse con su estrella.

Herman Hesse ("Demian")

martes, 8 de julio de 2014

"Siempre nos quedará París"


Enamórate de mi lado oscuro,
de mi lado malvado,
del lado que a nadie le gusta,
porque del otro lado
cualquiera se enamora.
 
Enamórate de mis malos momentos,
de mis inseguridades y mis defectos,
de mis caprichos y mis tonterías,
porque de mi lado brillante y seductor
cualquiera se enamora.
 
Enamórate de mi inmadurez,
de mi tozudez y mi impaciencia,
de mi parte salvaje e imprevisible,
porque de mi lado pasional e irresistible,
cualquiera se enamora.
 
Enamórate de mi locura,
porque de mi lado sereno,
ya te has enamorado.
 
 
 
Rosa Vidal, 2014.
 
 
 
 
 

Fall in Love With Me by Earth, Wind & Fire on Grooveshark


3 comentarios:

Sicilia dijo...

Venía a confesarme SOR.
Pero encuentro la iglesia algo cambiada..
El verano siempre es más fresco..
Un piacere signorina
Beso
S

TORO SALVAJE dijo...

Más completa imposible.
Que lo disfrutéis.

Rafarrojas Rojas dijo...

la idea es buena